NOTICIAS
15.03.2012
MEDICIÓN DE LA HUELLA DE CARBONO EN EMPRESAS PRIVADAS Y PROYECTOS AMBIENTALES YA ES POSIBLE EN BOLIVIA
Con el apoyo de CAF se llevó adelante un proyecto de cuantificación y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en empresas del sector privado y proyectos ambientales.
(La Paz, 15 de marzo de 2012).- En las oficinas en La Paz de CAF -banco de desarrollo de América Latina- fueron presentados los alcances y resultados del proyecto Promoción y Difusión de la Norma Boliviana NB-ISO 140641, impulsado por la Institución financiera latinoamericana y ejecutado por el Instituto Boliviano de Normas y Calidad (Ibnorca), en coordinación con Servicios Ambientales S.A, con el objetivo de iniciar la aplicación voluntaria de la norma como un estándar boliviano para la cuantificación y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el sector privado y en proyectos ambientales.

El proyecto se centró en la creación de condiciones para la verificación de inventarios de la Huella de Carbono de empresas y fundaciones que ejecutan proyectos ambientales; la validación de proyectos de reducción, a partir de lo establecido en la norma; y, la creación de un esquema de neutralización de emisiones, todo a través de experiencias piloto con varias empresas nacionales. En los 11 meses de duración del proyecto también se trabajó en el fortalecimiento de capacidades institucionales en Ibnorca.

La huella de carbono representa la cantidad total de emisiones de gases de efecto invernadero generada por una entidad en un año y constituye la principal causa del cambio climático, por ello, las empresas alrededor del mundo se han trazado como un objetivo fundamental la disminución de los niveles de emisión. Esta meta puede alcanzarse a través de una medición válida y la aplicación de prácticas de eficiencia energética, manejo de materias e insumos, inversión en proyectos de reducción de emisiones y compra de créditos de carbono.

Experiencias piloto

Participaron en el proyecto nueve empresas y tres proyectos de organizaciones ambientales con las que se realizaron las evaluaciones piloto en las que se hizo el cálculo de sus emisiones, a cargo de la consultora Servicios Ambientales y la verificación de esta medición por IBNORCA según la Norma Boliviana ISO 14064:1.

Las compañías incluidas fueron el Banco Bisa, BZ Group, Energética, Gravity, Industrias Fino y Saguapac, las cuales recibieron una guía de buenas prácticas para lograr eficiencia energética, optimizar el manejo de los residuos y minimizar el consumo de combustible.

Por otro lado, se trabajó con la Asociación Inti Illimani (AII) y su proyecto de hornos solares en la región de los Yungas; con Swisscontact y su proyecto de eficiencia energética en el sector ladrillero, y con la Fundación Natura y su proyecto de protección de bosques en la Reserva El Choré.

Resultados

Concluido el proyecto financiado por CAF el empresariado privado boliviano cuenta con la capacidad institucional para la verificación de inventarios de la Huella de Carbono y para la validación y verificación de proyectos de reducción de emisiones a cargo de una institución reconocida a nivel nacional como es Ibnorca.

Asimismo, las empresas y organizaciones podrán acceder a una medición creíble, coherente y transparente de su Huella de Carbono de acuerdo a la ISO 14064 y, al compensar su nivel de emisiones, podrán declararse empresas “neutras en carbono”, un rotulo que puede demostrar sus credenciales ambientales a clientes y consumidores y fortalecer su estrategia de Responsabilidad Social Empresarial.

Hoy el sector privado boliviano tiene también la posibilidad de neutralizar su Huella de Carbono a partir de la inversión en proyectos de reducción de emisiones nacionales y puede acceder a un esquema de neutralización de emisiones creado para actuar de forma temprana ante el cambio climático y aportar al desarrollo sostenible del país, en cuanto los proyectos de reducción de emisiones permiten mejorar la calidad de vida de los sectores más vulnerables.

Adicionalmente, estas acciones tienen implicancias favorables para las exportaciones a ciertos mercados que ofrecen oportunidades a productos con baja huella de carbono.

Las normas no están alineadas con ningún esquema particular, son independientes y pueden ser usadas por organizaciones que participan en el comercio, en proyectos, o en mecanismos voluntarios de reducción de emisiones.