cerrar
cerrar

caf.com / educación / estudia y progresa: transferencias condicionadas de dinero funcionan

educación

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
16 de noviembre de 2015“Estudia y Progresa”: primera experiencia de un PTC municipal en Venezuela muestra resultados positivos
1img - Estudia y Progresa: transferencias condicionadas de dinero funcionan

El programa "Estudia y Progresa", que brindó ayuda económica a madres de más 14.000 niños, mostró resultados positivos en los aspectos evaluados

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

Desde los años 90 se han implementado, en América Latina, numerosos Programas de Transferencias Condicionadas o PTC. Estos programas contemplan la entrega de recursos monetarios a familias en situación de pobreza, como incentivo para promover una acción que les ayude a reducir su condición de vulnerabilidad.

Los PTC han demostrado ser realmente eficaces en la promoción de la demanda de servicios educativos, la mejora de indicadores de salud y nutrición en los niños y en la reducción de la vulnerabilidad en las familias más pobres, convirtiéndose en una de las estrategias más exitosas en la lucha contra la pobreza en países como México, Brasil y Colombia. Un estudio de la CEPAL (2011) sobre la eficacia de los PTC en la región indica que para el año 2010 en América Latina y el Caribe había más de 25 millones de familias beneficiadas por PTCs en 18 países, es decir, el 19% de la población de la región.

Durante el año 2010, la Alcaldía de Sucre decidió aplicar un PTC con el propósito de mejorar la asistencia a clase y disminuir la deserción escolar en los planteles municipales, dando inicio al programa "Estudia y Progresa". Dada la importancia del programa para la municipalidad, y que representaba la primera experiencia de su tipo en Venezuela, se decidió establecer una rigurosa evaluación, en alianza con CAF, a fin de determinar cuán efectivo era el programa en lograr las metas trazadas.

La evaluación de impacto implicó escoger aleatoriamente entre las más de 40 escuelas municipales para que formaran parte del grupo de tratamiento y control. Esta decisión fue tomada debido a las restricciones presupuestarias de la municipalidad que impedían que el programa se implementara en todas las escuelas municipales durante el primer año de ejecución. La evaluación buscó determinar el impacto del programa sobre la asistencia, matriculación y situación del hogar.

El programa "Estudia y Progresa", que brindó ayuda económica a madres de más 14.000 niños, mostró resultados positivos en los aspectos evaluados. La asistencia y matriculación en las escuelas beneficiarias aumentó y la violencia doméstica disminuyó en los hogares receptores de la transferencia, lo que se traduce en un ambiente más idóneo para el desarrollo de los niños. De acuerdo con José Luis López, director general de la Alcaldía de Sucre, "la evaluación de impacto permitió conocer los efectos previstos e imprevistos del programa". Esta claridad sobre los efectos ha sido crucial para la implementación del mismo durante los siguientes 5 años.

Para conocer más sobre la evaluación realizada por CAF del programa, haz clic aquí.

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe