cerrar
cerrar

caf.com / noticias / energía geotérmica en américa latina, ¿un potencial desaprovechado?

noticias

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
19 de enero de 2016Energía geotérmica en América Latina, ¿un potencial desaprovechado?

Con la reducción de demanda en el mercado petrolero, la industria geotérmica podría ser la principal proveedora de energía

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

América Latina tiene un enorme potencial geotérmico que representa alrededor del 15% del total de la capacidad geotérmica mundial. México encabeza la lista, siendo uno de los países a nivel mundial con mayor capacidad geotérmica. Cada enfoque para el desarrollo de toda la región difiere notoriamente: Costa Rica y El Salvador quieren aumentar la capacidad principalmente a través del sector público; Nicaragua y Guatemala quieren el desarrollo del sector privado, y están dispuestos a desarrollar y seguir modelos de asociaciones público-privadas.

La necesidad a mediano y largo plazo de optimizar y diversificar la generación energética se mantiene vigente.  Con la reducción de demanda en el mercado petrolero, la industria geotérmica podría ser el principal beneficiario, explica Juan García, Gerente de Proyectos del Consejo Nacional de Energía.

Dentro de este contexto, uno de los temas clave que debatieron expertos de CAF en el Congreso Geotérmico de Centroamérica y el Caribe, fue si las empresas privadas se asociarán con los gobiernos para aprovechar esta oportunidad de aumentar a gran escala la generación geotérmica en la región.

En el foro se determinó que la energía geotérmica tiene en la actualidad tres grandes desafíos que enfrentar:

1. Mitigar los riesgos: los mecanismos para mitigar los riesgos exploratorios son necesarios. Para ello, es necesaria la participación del sector público a través de la inversión estatal, incluyendo el apoyo a la exploración. Para comenzar, World Bank Group desarrolló un esfuerzo para reducir los riesgos de exploración, proveyendo USD 250 millones a los países.

2. Mejorar el clima de inversión: los gobiernos deben trabajar para racionalizar los marcos normativos legales que garanticen el acceso a la financiación suficiente para reducir el riesgo.

3. Mejorar la contratación pública de desarrolladores con experiencia: los países necesitan atraer y seleccionar a expertos con habilidades financieras y técnicas que los califiquen para llevar a cabo la exploración, pues la energía geotérmica podría jugar un rol crítico en la diversificación, reducción de costos y en la matriz ecológica del sector eléctrico de América Latina y el Caribe.

Entre las conclusiones destacadas, predominó que a pesar del gran potencial que tiene la región, el progreso ha sido limitado. Se resaltó la principal necesidad para poder avanzar: personas más calificadas y expertas, instituciones fuertes y una mayor cooperación entre el sector público y privado. 

tal vez te interese

 

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe