cerrar
cerrar

caf.com / noticias / impacto de un programa de fútbol en comunidades vulnerables de perú

noticias

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
17 de marzo de 2017Impacto de un programa de fútbol en comunidades vulnerables de Perú
2img - Impacto de un programa de fútbol en comunidades vulnerables de Perú
2img - Impacto de un programa de fútbol en comunidades vulnerables de Perú
CAF evaluó el impacto de la Academia Deportiva Cantolao del Perú con el fin de conocer sus efectos como mecanismo de inclusión social en niños provenientes de comunidades vulnerables.
comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

En 2012, la Academia Deportiva Cantolao del Perú fue seleccionada para formar parte de una evaluación de impacto para determinar el impacto de sus actividades y, con ello, crear medidas para lograr una mayor eficiencia en sus intervenciones.

El experimento, enmarcado en la RED SOMOS, una iniciativa de CAF que busca ofrecer una alternativa para fomentar la inclusión social de niños y jóvenes en situación de riesgo a través del deporte, se inició captando la atención de más de 1.900 niños de entre 5 y 11 años a través de un proceso de promoción de becas de fútbol en dos sedes de la Academia.

Gracias a una encuesta aplicada a más de 1.300 niños, los investigadores aprovecharon la convocatoria para recoger las características sociodemográficas de los postulados. Se trataba de un instrumento que buscaba sentar la línea de base del estudio para posteriormente distribuir, de manera aleatoria, becas completas a 50% de los participantes, obteniendo así dos grupos comparables; uno de tratamiento (los becados) y otro de control (los no seleccionados).

Poco tiempo después se inició la intervención y al cabo de 16 meses se realizó la línea de seguimiento, en donde se encuestaron nuevamente a todos los niños (tanto tratados como de control).

Al analizar las dimensiones evaluadas, es decir, las variables individuales agrupadas en grandes categorías (socioemocional, cognitivo y medidas de bienestar, violencia y agresividad), se encontró que haber participado en los entrenamientos de la Academia Cantolao no pareció haber generado cambios significativos en los niños.

Sin embargo, cuando se analizan las variables individuales que conforman cada dimensión, se pueden apreciar mayores diferencias entre los grupos de tratamiento y control. En la dimensión socioemocional pareciera que predominan efectos negativos. Por su parte, en la dimensión de violencia y agresividad se evidencian incrementos significativos en agresión proactiva, violencia física y verbal proporcionada, violencia verbal recibida y bullying, a pesar de que mejora la percepción de los niños sobre su calidad de vida. En lo que respecta a la dimensión cognitiva, tampoco se aprecia un patrón claro en los resultados individuales.

Al analizar estos efectos diferenciando entre las dos sedes donde se realizó el estudio, los investigadores encuentran que, en la mayoría de las variables, los resultados en la Sede de Ventanilla son opuestos a aquellos de la sede de La Perla. En Ventanilla, los impactos son positivos en muchas de las variables, y en la dimensión de violencia y agresividad, a pesar de que los resultados son negativos, carecen de significancia estadística. Esto indica que los resultados negativos se concentraron principalmente en la sede de La Perla. La diferencia central entre estas dos sedes radica en que en La Perla la dinámica de las prácticas se basa en un modelo de futbol competitivo, mientras que en Ventanilla, se privilegió mucho más el logro colectivo como modelo pedagógico.

Estos resultados sugieren que los entrenamientos de fútbol enfocados en la competencia podrían promover un bajo desempeño socioemocional y cognitivo y, sobre todo, elevados niveles de agresividad y violencia, al menos en el corto plazo.

Lo primero que salta a la vista relacionado con esta hipótesis es que los niños con peor desempeño socioemocional (especialmente en autoestima) y rendimiento escolar son aquellos que, previo al programa, no practicaban deportes con frecuencia. Esto parece indicar que la exigencia deportiva de Cantolao se traduce en sesiones de entrenamiento tanto físicas como técnicas que no están al alcance de cualquier niño.

El segundo aspecto que refuerza la hipótesis es que, una vez finalizado el programa, los niños valoraban más la competencia atlética para la conformación de su autoestima personal, pero se sentían inferiores a sus pares en cuanto al componente deportivo.

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe