cerrar
cerrar

caf.com / investigación / el rol de la familia, la escuela y el entorno en el desarrollo de habilidades

investigación para el desarrollo

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
15 de noviembre de 2017El rol de la familia, la escuela y el entorno en la primera infancia para el desarrollo de habilidades
2img - El rol de la familia, la escuela y el entorno en el desarrollo de habilidades
2img - El rol de la familia, la escuela y el entorno en el desarrollo de habilidades
2img - El rol de la familia, la escuela y el entorno en el desarrollo de habilidades

CAF –banco de desarrollo de América Latina- presentó los resultados del Reporte de Economía y Desarrollo 2016 durante el encuentro “Invertir en infancia: oportunidad clave para el desarrollo”, organizado por Unicef.

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

El desarrollo integral durante los primeros años de vida de una persona influye decisivamente sobre su futuro. Aspectos como el entorno que la rodea, la educación y los estímulos que recibe son algunos de los factores que pueden incidir en su devenir. El diálogo sobre esta realidad, las intervenciones que pueden ayudar a mejorarla y los desafíos económicos que presenta, fueron algunos de los hitos que marcaron las dos jornadas del seminario internacional “Invertir en infancia: oportunidad clave para el desarrollo”, organizado por Unicef, que contó con la colaboración de CAF -banco de Desarrollo de América Latina.

Germán Ríos, director representante de CAF en Uruguay, expresó la preocupación del organismo por el “problema de la pertinencia”, relacionado al divorcio existente entre lo que el mercado laboral solicita y las habilidades que el sistema educativo enseña a los estudiantes de cara al futuro. “Para saldar esa diferencia hay que preparar a los jóvenes con habilidades múltiples y flexibles, y hay que invertir en la calidad de la educación”, señaló.

En ese sentido, presentó una serie de proyectos que CAF financia en la región actualmente en el sector educativo público y privado, como la construcción y equipamiento de escuelas primarias y centros de atención a la infancia y la familia, y mencionó que se prevé extender esta iniciativa a centros polideportivos, escuelas técnicas y secundarias.

"La filosofía de CAF es tratar de que las intervenciones no sean solo en infraestructura, sino que vengan acompañadas con sistemas de gestión, tecnología y capacitación que favorezcan la calidad de la educación”, apuntó.

Por su parte Cecilia Llambí, ejecutiva principal de Desarrollo Social y especialista en Educación para la Región Sur de CAF, presentó algunos de los resultados principales del Reporte de Economía y Desarrollo 2016 “Más habilidades para el trabajo y la vida: los aportes de la familia, la escuela, el entorno y el mundo laboral”, elaborado por la institución financiera.

 La experta señaló que en América Latina existe una importante desigualdad en la distribución de habilidades, principalmente a nivel cognitivo, asociada a las diferencias según el contexto socioeconómico de las personas.

 El Reporte de CAF indica que la brecha de asistencia al sistema educativo en jóvenes de 17 años en Uruguay fue una de las más altas de la región, registrando un 96,2% de asistencias en el sector de altos ingresos y un 54,9% en el de bajos ingresos. En referencia a la deserción, Llambí explicó que los motivos más frecuentes tienen que ver con el ingreso al mercado laboral temprano y los problemas de integración a los centros educativos, entre los que se incluyen, por ejemplo, la falta de gusto por la escuela y las deficiencias que perciben los estudiantes en cuanto a las posibilidades de cumplir con la carga académica.

Respecto al entorno, el informe subraya la importancia del rol del Estado asegurando contextos con servicios sanitarios básicos y lugares de esparcimiento que fomenten la recreación, pero también remarca el efecto esencial de los pares, “que en la adolescencia tiene consecuencias claras, tanto sobre el desempeño académico como en lo conductual, por ejemplo en la incursión en actividades riesgosas”.

Al concluir su presentación, la especialista expuso una serie de políticas públicas que el Reporte de Economía y Desarrollo 2016 de CAF sugiere atender para asegurar el fomento de la adquisición de habilidades a lo largo de la vida. Entre ellas, resaltó que hay que concretar esfuerzos en las políticas asociadas a la primera infancia tanto a través de centros educativos como aquellas dirigidas a las familias; entre otras resaltó las políticas de visitas a hogares, licencias para padres, subsidios, formación e incentivo docente y tecnología en el aula.

“Para que el desarrollo de las habilidades se dé de forma integral en todos los ámbitos es necesario pensar en un trabajo interdisciplinario, con ministerios trabajando en equipo y presupuestos que apoyen”, reflexionó Llambí.

Tras dos jornadas exitosas, con gran convocatoria y ponencias enriquecedoras que problematizaron el asunto de la inversión en la infancia, el cierre del evento estuvo a cargo de Germán Ríos, director representante de CAF en Uruguay; Morgan Doyle, representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Uruguay; Matilde Bardón, representante del Banco Mundial en Uruguay; Mireia Villar, coordinadora residente de Naciones Unidas en Uruguay, y Andrea Vignolo, directora ejecutiva de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional. 

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe