cerrar
cerrar

caf.com / noticias / bordando esperanza: una empresa social al interior de la casa del buen pastor

noticias

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
06 de marzo de 2018Bordando Esperanza: una empresa social al interior de la Casa del Buen Pastor

Más de 90 internas se vincularon a través de cinco unidades productivas orientadas a labores de tejido, bordado, estampado, manualidades, confección y costura, en un proyecto piloto liderado por CAF, que ahora será coordinado por el Ministerio de Justicia.

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

CAF –banco de desarrollo de América Latina- a través de la Dirección de Innovación Social (DIS) oficializó la entrega al Ministerio de Justicia del modelo de empresa social diseñado en el marco del proyecto “Construyendo un modelo humano de cárceles en Paraguay: Bordando Esperanza”, así como de la herramienta de educación financiera, el Bankomunal, con el fin de que sean ambos implementados en el Buen Pastor.

En alianza con el Ministerio de Justicia y la Fundación Princesa Diana, la iniciativa de innovación social “Bordando Esperanza” diseñó, de la mano de las internas del centro penitenciario Casa del Buen Pastor, un modelo de empresa social colaborativo para contribuir con la humanización de la política pública y la mejora de condiciones de vida de las mujeres privadas de libertad, en línea con los objetivos del Gobierno de Paraguay.

El modelo, tal como explicó Ana Mercedes Botero, directora corporativa de Innovación Social de CAF, “se fundamenta en un equilibrio entre productividad y bienestar, alejándose de la maquila tradicional y de los programas tradicionales de rehabilitación, con el fin de generar y fortalecer capacidades, no solo empresariales sino capacidades para la vida y el trabajo, que faciliten oportunidades a futuro para una mejor reinserción social, cultural y laboral de las internas”. 

Durante la presentación del proyecto, el ministro de Justicia, Ever Martínez señaló que “uno de los temas de mayor interés fue trabajar en la educación financiera,  para que las personas privadas de libertad pasen del antiguo concepto de ocupar el tiempo de ocio como artesanos a convertirse en personas con habilidades gerenciales para sustentar su familia proyectando un objetivo sostenible, para una vida en libertad”

Por su parte, el director representante de CAF en Paraguay, Jorge Gärtner, explicó que: “Todo comenzó a mediados de 2016 cuando conversamos con el Ministerio y la Fundación Princesa Diana sobre la problemática existente y la posibilidad de aliviar algunos de los problemas acuciantes al interior del Buen Pastor. Todos juntos comenzamos a trabajar en la iniciativa “Construyendo un modelo humano para cárceles en Paraguay: Bordando Esperanza”, con el objetivo de diseñar un modelo piloto de empresa social colaborativa en el Centro de reclusión “Buen Pastor”, en la que además estamos subrayando el componente de educación financiera”.

Al proyecto piloto que implementa el modelo, se vincularon más de 90 internas, a través de cinco unidades productivas orientadas a labores de tejido, bordado, estampado, manualidades, confección y costura. Los ingresos causados en razón a las ventas generadas, se destinaron al pago de servicios de atención médica, medicamentos, exámenes de laboratorio y asistencia psicoemocional, beneficiando a casi la totalidad de mujeres del centro. 

Adicionalmente, y con el fin de fortalecer el modelo productivo, se incorporaron los bankomunales, una herramienta de innovación social que impulsa CAF en toda la región, para contribuir con la educación financiera en los centros penitenciarios del país. A estos efectos y con el objetivo de instalar este tipo de capacidades, CAF y Fundefir –creador de la metodología de los bankomunales- iniciarán esta semana una capacitación a funcionarios del Ministerio de Justicia y personal de la Fundación Princesa Diana.

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe