cerrar
cerrar

caf.com / ambiente y cambio climático / cambio climático impacta en la infraestructura carretera de méxico

ambiente y cambio climático

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
21 de marzo de 2018Cambio climático impacta en la infraestructura carretera de México
1img - Cambio climático impacta en la infraestructura carretera de México

Un total de 105.000 sitios en situación de riesgo por inundación fluvial en el país fueron identificados en un estudio realizado por CAF -banco de desarrollo de América Latina- y el Centro Mario Molina. Propone estrategias y medidas para disminuir el riesgo ante fenómenos hidrometeorológicos y climáticos extremos en las carreteras de México.

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

¿Qué tan vulnerable es la infraestructura carretera de México ante el impacto de eventos extremos vinculados al cambio climático? Se registraron 105.000 sitios en situación de riesgo por inundación fluvial en el país, entre los que se identificaron 200 sitios prioritarios con el mayor nivel de riesgo, principalmente en Veracruz (84), Tabasco (27), San Luis Potosí (25), Chiapas (18) y Oaxaca (14). Estos son algunos de los resultados del estudio realizado por CAF -banco de desarrollo de América Latina- y el Centro Mario Molina, con el propósito de realizar un análisis de gestión del riesgo y vulnerabilidad ante el cambio climático y eventos extremos para el sector carretero de México.

Uno de los principales riesgos es el deslizamiento de laderas, en el que se identificaron 4 carreteras prioritarias en el país por su vulnerabilidad: Portezuelo-Cd. Valles (93 km), Pachuca-Tuxpan (65 km), Paso del Toro-Acayucan (56 km) y Villahermosa-Escopetazo (54 km). El reporte halló que solo el 2% (830 km) de las carreteras pavimentadas tienen un riesgo muy alto de deslizamientos.

Las temperaturas extremas y su evolución constante en el futuro representan una amenaza de fractura y deformación de la carpeta asfáltica, usada en el 99% de los caminos del país, por lo que se requiere tomar acciones preventivas y de adaptación para minimizar impactos ambientales, sociales y económicos.

Los resultados de los 15 meses de trabajo en el proyecto se presentaron en forma de propuestas de acciones concretas a autoridades clave del sector público, académicos, sector privado y organismos de cooperación internacional, en un evento realizado el 20 de marzo en el Hotel Presidente Intercontinental de Polanco, Ciudad de México. Entre las propuestas discutidas se presentaron medidas para afrontar las temperaturas extremas, inundaciones fluviales, deslizamientos de laderas y fortalecimiento institucional y en materia de legislación, de las cuales destacaron:

  • Modificación y actualización de normativas para el mantenimiento y la construcción de carreteras, que incluyan acciones ante el cambio climático.
  • Extender la responsabilidad de los involucrados en la construcción de obras.
  • Reforzar la integración de las dependencias de gobierno involucradas en el sector carretero.
  • Crear programas para las zonas críticas del país donde se registran temperaturas extremas.
  • Incrementar el presupuesto para la generación de información básica sobre el manejo del riesgo en las carreteras, que permitan tener mejores escenarios de cambio climático y mejores análisis para estimar la recurrencia de los riesgos de desastres.

“Para lograr carreteras resilientes se debe adoptar un enfoque preventivo ya que es el más eficiente en términos de costos y resultados que la acción de respuesta. En este sentido, el primer aporte de este estudio es suministrar información técnica para la toma de decisiones y en segundo lugar plantear el desarrollo de estrategias de acción y medidas específicas de adaptación y prevención de desastres en beneficio de la población y la productividad del país", aseguró Emilio Uquillas, director representante de CAF en México.

Por su parte el Ing. Carlos Mena Brito, director ejecutivo del Centro Mario Molina agradeció a CAF la oportunidad de participar en este trabajo que permite incorporar el riesgo climático en la planeación de la infraestructura carretera nacional. Agradeció asimismo la gran colaboración que proporcionó el Instituto Mexicano del Transporte en la realización de este proyecto.

El evento contó con la participación de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, el Instituto Mexicano del Transporte, la SEMARNAT, la CONAGUA, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Banco de México, NAFIN, BANCOMEXT, BANOBRAS, la Cooperación Alemana, el Colegio de México, la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, la CEPAL, el WRI, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, la Alianza FiiDEM, el PNUD, entre otros.

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe