cerrar
cerrar

caf.com / noticias / el rol de los multilaterales en el desarrollo económico de uruguay

noticias

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
29 de mayo de 2018El rol de los multilaterales en el desarrollo económico de Uruguay

CAF participó de una actividad organizada por la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo- Alemana en la que especialistas nacionales e internacionales analizaron propuestas para el desarrollo.

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

El crecimiento de la economía uruguaya, los desafíos tecnológicos, económicos y sociales dirigidos al desarrollo del país y el rol de los organismos multilaterales fueron los ejes de un encuentro organizado por la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo- Alemana. 

Germán Ríos, Director Representante de CAF -banco de desarrollo de América Latina- en Uruguay se refirió durante el encuentro a la importancia que tienen los organismos internacionales para contribuir a la comprensión de las necesidades de cada país y al desarrollo de propuestas acordes a las mismas. 

“Nos consideramos un banco de desarrollo con dos misiones fundamentales a nivel latinoamericano. Una es la integración regional, ya que al ser Uruguay un país pequeño que necesita conectarse con el mundo, parte de nuestro trabajo tiene que ver con la conectividad física con sus vecinos y la logística. La segunda es el desarrollo sostenible. Somos una institución versátil, ágil y competitiva regional y globalmente. Podemos aportar conocimientos, contribuir con la experiencia externa para apoyar el diseño de políticas públicas”, explicó. 

Además, detalló los proyectos de infraestructura que CAF está llevando adelante en el país, como los programas de inversión en infraestructura vial, los proyectos en agua y saneamiento, y el programa de fortalecimiento del sistema eléctrico nacional entre otros. Destacó que la cartera de proyectos es de aproximadamente 1.000 millones de dólares, mientras que por concepto de desembolsos se encuentran en el entorno de los 200 millones de dólares anuales. 

Ríos remarcó el apoyo de CAF a la educación mediante el desarrollo de infraestructura y la puesta en marcha de proyectos que incluyen el análisis del vínculo que los jóvenes mantienen con su centro de estudios y las posibilidades reales de conseguir trabajo. “Uno de los problemas que queremos atacar es la deserción a nivel de bachillerato y cómo hacer que los jóvenes se inserten en el mercado laboral”.

Por su parte, Mario Bergara, presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), brindó un panorama sobre la economía a nivel internacional y su influencia a nivel nacional. “Está claro que los factores políticos, geopolíticos, financieros y comerciales generan un marco de incertidumbre pero también oportunidades. Vemos mucha volatilidad en los mercados financieros y la dinámica tecnológica a escala mundial”, explicó. 

Bergara sostuvo que la inversión, que se encuentra cercana al 18% del Producto Interno Bruto (PIB), es un foco de preocupación para el gobierno, que ha reformulado los parámetros del régimen de promoción de inversiones. 

Por otra parte, se refirió a los desafíos del terreno fiscal y a la situación de la seguridad social a mediano y largo plazo, así como a la automatización de las tareas y sus implicancias sobre el mercado laboral. “Uruguay tiene condiciones para enfrentar los cambios que llegan aparejados con la tecnología”. 

Matilde Bordón, Representante Residente del Banco Mundial en Uruguay, destacó que la economía uruguaya ha mostrado una gran resiliencia y desempeño durante los últimos años y sostuvo que para tener un desarrollo sostenible, el gobierno uruguayo deberá contemplar aspectos demográficos, educativos y de infraestructura. 

Según estimaciones del organismo, el crecimiento local seguirá acelerándose en 2018 respaldado por el consumo privado, las exportaciones los socios comerciales en recuperación y la reapertura de algunos mercados. En ese sentido, se espera un crecimiento de 3,3% con tendencia al estancamiento hacia 2019. 

Morgan Doyle, Representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Uruguay, explicó que las empresas que invierten en innovación presentan un crecimiento en la productividad, en sus exportaciones, ventas y empleo. “La inversión en I+D ha crecido en los últimos años alcanzando el 0,4% del PIB, pero aún tiene mucho por avanzar. Niveles bajos de innovación derivan en exportaciones de poca sofisticación tecnológica”, manifestó. 

En el evento también estuvieron presentes Erwin Bachmann, Presidente de la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana, y Artur Brunner, encargado de Negocios de la Embajada  alemana.

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe