cerrar
cerrar

caf.com / ambiente y cambio climático / colombia se compromete con el transporte sostenible para ciudades intermedias

ambiente y cambio climático

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
29 de junio de 2018Colombia se compromete con el transporte sostenible para ciudades intermedias
1img - Colombia se compromete con el transporte sostenible para ciudades intermedias

Reducir las emisiones de efecto de invernadero desde la adopción de modos de transporte público y privado más eficientes es el propósito del programa “Transporte Sostenible para ciudades intermedias”, que vienen estructurando CAF -banco de desarrollo de América Latina- y el Ministerio de Transporte con recursos del Fondo Verde del Clima.

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

El sector transporte representa 12% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero en Colombia, el tercero más grande después del agricultor y energético. Con unas ciudades en permanente expansión (actualmente hay 27 ciudades intermedias con más de 250.000 habitantes cada una y se prevé que en 2050 serían 69), es cada vez más urgente trabajar en un transporte público con calidad del aire, menor congestión, mejor accesibilidad, más amigable y orientado a la comunidad.

Esta urgencia la entendió el gobierno colombiano desde inicios del nuevo milenio cuando promovió y cofinanció la estructuración de Sistemas Estratégicos de Transporte Público, con el objetivo de hacerlos más eficientes e integrados. Desde el 2002 el Ministerio de Transporte está implementando la Política Nacional de Transporte Urbano (PNTU), con inversiones que ascienden a USD 5,6 billones en 15 ciudades del país. Sin embargo, luego de 15 años de implementación, las tasas de motorización privada han seguido creciendo, provocando que las ciudades sean menos accesibles, más congestionadas, inseguras y contaminadas. La situación es aún más complicada cuando las tasas de crecimiento de la población son altas.

Para contrarrestar este fenómeno, CAF -banco de desarrollo de América Latina- y el Ministerio de Transporte lanzaron hoy el programa “Transporte sostenible para ciudades intermedias: Pasto, Pereira, Montería y  Valledupar”, financiado con recursos del Fondo Verde del Clima (FVC), cuyo objetivo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) como resultado de la adopción de modos públicos y privados más eficientes y con menores emisiones de  gases de efecto invernadero en el transporte.

En la reunión participaron el viceministro de Transporte, Andrés Chaves, representantes de CAF, así como autoridades de las cuatro ciudades beneficiarias de este proyecto. El FVC aprobó recursos de preparación por valor de US$1,4 millones con los que se contratará un estudio a detalle por ciudad, al igual que 5 estudios transversales para realizar los análisis de factibilidad y diseñar las intervenciones a financiar con los recursos del programa.

Al respecto, el viceministro de transporte, Andrés Chaves asegura que “el país tiene todavía grandes desafíos en materia de crecimiento y desarrollo urbano, e iniciativas como esta, no sólo contribuyen a los mismos, sino que ayudan a crear ciudades más amables y ciudadanos más felices” 

Se espera que el programa genere intervenciones que fomenten el cambio modal hacia modos más sostenibles de transporte como el sistema de transporte público y el transporte no motorizado.

De igual manera, se financiará el desarrollo e implementación de una estrategia de manejo de la demanda de transporte, y de estrategias de desarrollo urbano con base en el transporte público (TOD en inglés). También se incluyen componentes de seguridad vial, comunicaciones, perspectiva de género, y gestión ambiental y social.

Con la implementación del proyecto se busca reducir al menos 500.000 toneladas de CO2e al 2030, además de los beneficios asociados a una mejor calidad de vida, accesibilidad al transporte público y no motorizado, mejor seguridad vial, menos consumo de combustible fósil, y ordenamiento urbano.

Las ciudades elegidas tienen de común denominador que presentan tasas de motorización relativamente altas y crecientes, crecimiento de la población urbana y tendencias de expansión urbana en mediano plazo. Al mismo tiempo, son centros urbanos vibrantes con políticas de transporte sostenibles, finanzas positivas y con gobiernos dispuestos que facilitan la integración del cambio. 

¿Qué se hará en cada ciudad?

  • En Pasto, el programa fortalecerá los esfuerzos locales para promover el uso de bicicletas, y aumentar o mantener la cuota de transporte público del total de viajes.
  • En Pereira, una ciudad que cuenta con un sistema de Bus Rapid Transit (BRT), el desafío es interconectar modos de transporte para que el Megabús pueda alcanzar las tasas de ocupación objetivo. Otras estrategias estarán dirigidas a la integración del transporte público y privado, movilidad alternativa en cable aéreo, y más carriles para bicicletas.
  • En Montería, el sistema de transporte Montería Amable se integrará a rutas de transporte adicionales basadas en el río, al carril bici naciente; la generación de infraestructura y servicios para promover el uso de modos no motorizados y la gestión de la demanda.
  • En Valledupar, el uso del tráfico lento y las áreas intermodales serán la estrategia para motivar el uso de vehículos y bicicletas, al igual que caminar cerca de los centros de actividad.

Este es uno de los programas pioneros de Transporte Urbano presentado al Fondo Verde del Clima con potencial de replicabilidad en ciudades intermedias de Latinoamérica. Con la ejecución de estos recursos de pre - inversión se espera generar una propuesta sólida para acceder a recursos adicionales del Fondo y de CAF hasta por USD 50 millones para la implementación de los proyectos derivados de este programa y así generar un cambio de paradigma en la movilidad y desarrollo urbano de las ciudades.

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe