Un milagro digital a 3.000 metros de altura

Un milagro digital a 3.000 metros de altura

10 de julio de 2020

Es probable que durante este confinamiento hayas asistido a más reuniones virtuales de las que podías soportar. Y también es altamente posible que, en más de una, la cámara de algún participante haya dejado de funcionar, o que oyeras a tu compañero de trabajo entrecortado, o quizás hayas sido tú la que se quedara hablando sola creyendo que todo el mundo la escuchaba.

explorar tic y telecomunicaciones