cerrar
cerrar

caf.com / visiones / por qué la seguridad importa para la movilidad sostenible

visiones

Por qué la seguridad importa para la movilidad sostenible10 de enero de 2018 por: Hilda Gómez
comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

Este artículo está escrito por Soames Job, del Banco Mundial, e Hilda Gómez, de CAF.

La seguridad es uno de los cuatro objetivos mundiales identificados en el Informe Global de Movilidad (GMR, por sus siglas en inglés) -junto con el acceso universal, la eficiencia y la movilidad verde. El objetivo de seguridad está destinado a frenar el dolor humano, el sufrimiento, la pérdida y los costos económicos de las lesiones relacionadas con accidentes de transporte y muertes.

La escala del problema de seguridad es profunda en todos los modos de transporte, incluidos el aéreo, ferrovial, marítimo y por carretera. Los esfuerzos de seguridad deben enfocarse en los países de ingreso bajo y medio, donde se registra el 90% de los 1,4 millones de muertos por accidentes de transporte cada año.

La inclusión de la seguridad vial en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) ha creado oportunidades para un mayor compromiso global. Sin embargo, hasta la fecha no ha habido ningún esfuerzo determinante para establecer un objetivo general para la seguridad de la movilidad y recopilar datos mundiales fiables sobre la seguridad del transporte. Para remediar esta situación, el GMR fija objetivos para la seguridad del transporte mundial con la finalidad de contar con un reto común y unificado.

Seguridad en la agenda global

La seguridad vial se presenta en dos ODM:

  • Objetivo 3.6, que aspira a reducir a la mitad el número de muertes y lesiones por accidentes de tránsito para 2020;
  • Objetivo 11.2, que pretende mejorar la seguridad vial mediante la expansión del transporte público.

Mientras que el transporte por carretera y el aéreo cuentan con planes de seguridad globales, el ferrocarril no tiene. Aunque no hay un plan global de seguridad en el transporte por agua, hay convenciones clave propuestas como estándares por la Organización Marítima Internacional. La naturaleza de los sistemas de transporte también varía: ferrocarril y transporte aéreo son sistemas en gran parte cerrados o altamente regulados; los transportes marítimos presentan una mezcla de modelos; y el transporte por carretera es un sistema abierto con miles de millones de participantes.

Desafíos metodológicos en medición de seguridad

Es necesario un enfoque estratégico más sólido para recopilación de datos de seguridad que  integra todos los modos de transporte. En cuanto a la seguridad vial, algunos aspectos están bien medidos, pero todavía hay muchos desafíos, incluyendo las definiciones de muertes por accidentes de tráfico, que varían en todos los países, y la dificultad de recolectar y cotejar datos completos de fallas. Para el transporte ferroviario, no hay cobertura global de accidentes y víctimas, ya que es principalmente recolectada por ferrocarriles y reguladores. Para la seguridad del transporte por aire y agua, la Organización de Aviación Civil Internacional y la Organización Marítima Internacional recopilan y analizan datos de seguridad a escala global.

Como parte del Global Tracking Framework, el GMR propone un objetivo que se basa en el ODM 3.6, es decir, reducir a la mitad las muertes y lesiones globales por accidentes de tráfico para 2020, y reducir en un 5% las muertes y lesiones en cada uno de los otros modos de transporte: marítimo, ferrocarril y aéreo, para 2020.

Tendencias en seguridad

Los accidentes de tránsito representan el 97% de las muertes y el 93% de las complicaciones de salud resultantes accidentes viales en todos los modos de transporte. Los últimos datos de la OMS indican que cada año mueren 1,34 millones de personas a causa de los accidentes de tránsito por año.

Los viajes por carretera registran 27 veces más muertes por millón de kilómetros recorridos que los del transporte aéreo o ferroviario. Además, el transporte aéreo se está volviendo más seguro en todo el mundo, así como el transporte ferroviario –en aquellos lugares donde existen datos (Europa y América del Norte). Estas estadísticas hacen que nuestro punto de enfoque se oriente hacia los accidentes en las carreteras.

Debido a que la mayoría de las muertes relacionadas con el transporte ocurren en los países de ingreso bajo y medio, la seguridad del transporte es especialmente relevante para el agenda de desarrollo internacional, por ejemplo, para los objetivos del Banco Mundial de acabar con la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida.

Por otra parte, los jóvenes son quienes se llevan la peor parte: los accidentes de tránsito se han convertido en la principal causa de muerte entre personas de 15 a 29 años.

Escala del desafío

Estos profundos desafíos limitan la gestión exitosa de la seguridad vial, especialmente en países de ingresos bajos. No hay suficiente enfoque en la gestión de la velocidad y la adopción de sistemas seguros. En muchos casos, no existen datos apropiados para abordar el problema con garantías. Los costos de choques y traumas son a menudo ocultados o externalizados de las partes interesadas clave, y como como resultado, están menos enfocados en la seguridad. Adicionalmente, no existe un compromiso adecuado de financiación para abordar la crisis de seguridad vial.

El GMR se centra en cuatro desafíos para la seguridad.

  • Incorporar la seguridad en la planificación del transporte, priorizando modos más seguros e incorporando seguridad en la toma de decisiones de viaje de las personas.
  • Implementación de una lista de intervenciones rentables, como una mejor gestión de la velocidad, especialmente para usuarios vulnerables, y una mayor seguridad de los vehículos.
  • Garantizar que la integración de las ayudas tecnológicas al transporte prioricen la seguridad.
  • Medir la seguridad con datos oportunos y de calidad sobre fatalidades para cada modo de transporte.

Son muchas las oportunidades que aparecen para mejorar la seguridad vial. La inclusión de la seguridad vial en un ODM, el reconocimiento de la seguridad vial como pilar central de la movilidad sostenible y el nombramiento de un Enviado Espacial de la ONU para la seguridad vial son todos los pasos necesarios para un transporte más seguro a nivel mundial.

Hilda GómezEspecialista senior de Seguridad Vial de CAF