cerrar
cerrar

caf.com / visiones / mujeres que inspiran al brasil del futuro

visiones

Mujeres que inspiran al Brasil del futuro16 de abril de 2018 por: Marcelo dos Santos
comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

En medio del día a día laboral, es normal pensar que nosotros, gerentes de proyectos de desarrollo socioeconómico, olvidemos las pequeñas victorias que a veces son aún más satisfactorias que los grandes proyectos.

En 2016, tuvimos uno de estos casos en la oficina de CAF Brasilia. Después de participar en el evento Brasilia Ciudad Internacional, iniciativa del gobierno del Distrito Federal (GDF), conocimos la primera versión del proyecto Mujeres Inspiradoras, creado por la profesora de portugués Gina Vieira Ponte en una escuela en Ceilândia, región administrativa del GDF, que tiene un alto nivel de violencia y desigualdad. La cooperación técnica, de US$ 20.000, se firmó entre el gobierno local y la implementación estuvo a cargo de Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), en coordinación con la Secretaría de Educación, y consistió en la ampliación de esta iniciativa educativa de una escuela pública hacia otras 15 unidades de educación pública esparcidas en el Distrito Federal.

Desarrollado para incentivar el protagonismo de los estudiantes estimulando la lectura y la escritura y fortaleciendo la interpretación de los textos del último año de la educación básica, el proyecto tuvo como principal instrumento la literatura producida por las mujeres inspiradoras de clase mundial. Fue creado en 2013, inicialmente para los alumnos del último grado de la escuela primaria o del primer año de la escuela secundaria en las escuelas públicas donde Gina enseñaba, en la ciudad de Ceilândia, en el Distrito Federal.

En la práctica, el proyecto consistió en leer y debatir las obras escritas por mujeres que abordan temas como la violencia, el racismo, el empoderamiento, la diversidad, la inclusión y la representación femenina. A través de dinámicas de grupo y tareas especiales, incluyendo la producción de textos de autor, la iniciativa resultó ser un éxito. Además, el proyecto promovió la valoración femenina entre los estudiantes involucrando los entornos de redes sociales y extrapoló los límites de la escuela contagiando a sus familias, encontrando historias de mujeres inspiradoras que conviven diariamente con los estudiantes para ser contadas en varios de los textos producidos.

El proyecto ha ganado varios premios, uno internacional y varios nacionales y locales. Pero después de su primer año de ejecución, todavía era percibido por la Secretaría de Educación del gobierno del Distrito Federal como una iniciativa de calidad, pero aislada. No había ningún indicio de la expansión o la incorporación de la iniciativa en la planificación de la enseñanza de la red pública en la región.

Ahí es donde entra en juego el apoyo financiero de CAF. Desde el momento en que la iniciativa empezó a ser respaldada por un banco multilateral, con el apoyo de una organización del tamaño de la OEI, empezó a percibirse de una manera diferente. Es como si empezara a tener otra envergadura. Las atenciones se ampliaron y el proyecto piloto que ayudamos, a ampliar la experiencia a 15 escuelas, ganó más fuerza dentro de las instancias institucionales. Solo el hecho de que el proyecto tiene nuestros logotipos y su creadora puede declarar en entrevistas y presentaciones que contaron con nosotros, les hizo dejar el nivel de una buena idea para algo más relevante, que tenía potencial.

Los resultados de la ampliación fueron excelentes. Al menos 3000 estudiantes se involucraron y participaron en el proyecto. Otros 45 docentes han sido capacitados y ya han aplicado, y seguirán aplicando, la metodología en las escuelas donde enseñan. Además, según la profesora Gina Vieira Ponte, decenas de otras escuelas y entidades empezaron a basarse en la idea de implementar acciones de valorización de las historias femeninas inspiradoras, después de entrevistas y eventos en los que participaron.

Pero el mayor logro en este caso es la decisión del gobierno del Distrito Federal de hacer del proyecto Mujeres Inspiradoras una política pública. Ya en 2018 nuevos grupos de escuelas serán capacitados y recibirán una colección de libros para trabajar con los estudiantes, utilizando la misma metodología. Y es este tipo de reconocimiento que nos anima, tanto como la conclusión exitosa de un gran proyecto de unos millones de dólares.

 

 

 

inicio  |  género  |  brasil
Marcelo dos SantosEjecutivo principal de la oficina de CAF Brasil