cerrar
cerrar

caf.com / visiones / un laboratorio para construir paz

visiones

Un laboratorio para construir paz05 de junio de 2018 por: Nathalie Gerbasi y Paola Ferrero
comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

Un laboratorio es un espacio de ensayo y error, de prácticas, conocimiento y perseverancia para lograr descubrimientos. No sólo en el campo científico, sino también en el social y tecnológico, en los cuales además se puede construir paz y reconciliación.

Con esto en mente, CAF, el Trust for the Americas y la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) unieron esfuerzos y pusieron en marcha el “Laboratorio de Innovación para la Paz”, que capacitará a 250 jóvenes en metodologías de innovación para que, desde sus propias necesidades y experiencias, propongan soluciones para resolver conflictos y problemáticas asociadas a los efectos del conflicto armado y la violencia en el país. Específicamente, el objetivo final es que jóvenes aporten soluciones concretas, prácticas, de bajo costo, gran impacto y alta calidad que busquen construir las bases para una convivencia pacífica a largo plazo, generando acceso y oportunidades de desarrollo sustentable a sus conciudadanos.   

El Laboratorio, ubicado en el corazón de la UNAL en Bogotá y con núcleos en Arauca Manizales y Tumaco, recibirá de manera prioritaria a mujeres y hombres jóvenes en situación de riesgo –principalmente por causa del conflicto y la violencia– entre los 16 y los 35 años. El reto del Laboratorio es enseñarles a los jóvenes a pensar fuera de los esquemas tradicionales y permitirles experimentar con proyectos pilotos que se convertirán en soluciones simples pero eficaces. De acuerdo con el plan de capacitación de la UNAL, los participantes del Laboratorio de Innovación para la Paz recibirán una formación y acompañamiento en los siguientes temas: (a) Construcción colaborativa de paz; (b) Desarrollo de habilidades de innovación (pensamiento crítico, creatividad, trabajo colaborativo y habilidades comunicativas); (c) Proceso de innovación para la paz; y (d) Generación de redes de valor. Todo esto en un entorno de aprendizaje y colaboración con el acompañamiento de facilitadores expertos en diferentes materias.

Luego de una capacitación de 40 horas, cada joven verá ampliada la oportunidad de mejorar la calidad de vida de su entorno, aportando todo su potencial a sus comunidades y participando tanto en el desarrollo económico como en la construcción de una sociedad próspera, equitativa y en paz. Al finalizar el año, se realizarán un Hackatón y un Pitch Tank. Como su nombre lo indica (maratón + hacker), el primero consiste en una experiencia colectiva que persigue la meta común de desarrollar aplicaciones de forma colaborativa en un periodo de tiempo corto. Y el segundo consiste en un espacio en el que los proyectos diseñados son presentados ante un panel. Se espera financiar la implementación de los 12 proyectos más destacados. 

Será por demás la oportunidad para que éstos jóvenes convivan con diferentes actores de la sociedad, ya que se han inscrito desde excombatientes de grupos armados, hasta víctimas del conflicto. Por lo tanto, los jóvenes no sólo desarrollarán habilidades técnicas, también aprenderán sobre tolerancia, respeto, escucha al otro y aceptación. Entenderán el significado de vivir en un espacio con diferentes opiniones, pasados y experiencias y verán como esta diversidad suma a un mejor país, en el cual todos aportan sus contribuciones. 

El Laboratorio de Paz de Colombia usa la metodología del programa Democratizando Innovación en las Américas (DIA), desarrollada por Trust y aplicada exitosamente en Jamaica, Costa Rica y México en años recientes. Dicha metodología consiste en un laboratorio inclusivo de innovación que brinda acceso a espacios, tecnología de punta, acompañamiento y herramientas para detonar procesos creativos que inspiren a los participantes  a promover de manera innovadora el desarrollo social y económico de sus comunidades. El objetivo es  democratizar el acceso a los espacios de innovación y generación de nuevas tecnologías a fin de promover la participación de miembros de comunidades vulnerables que a su vez fomenten el desarrollo socioeconómico de su entorno. 

En el caso de México, CAF apoyó la iniciativa del Laboratorio de Innovación Inclusiva DIA que desarrolló soluciones a personas con discapacidad. Un total de 492 jóvenes fueron capacitados, 122 facilitadores formados en innovación, 73 proyectos evaluados y 28 los proyectos recipientes de fondos semilla para su desarrollo e implementación. 

Para CAF y sus socios institucionales –Trust y UNAL–, este Laboratorio de Innovación para la Paz representa una oportunidad para contribuir a la construcción de una paz estable y duradera, desarrollar capacidades en los jóvenes para participar en la resolución de los desafíos de sus comunidades, contribuir al desarrollo de soluciones enfocadas a afianzar la paz y crear espacios de colaboración para la reconciliación.

 

 

Nathalie Gerbasi y Paola FerreroNathalie Gerbasi es ejecutiva senior de desarrollo institucional y Paola Ferrero es ejecutiva en la oficina de CAF Colombia