cerrar
cerrar

caf.com / visiones / huella de carbono en el sector del maíz en argentina

visiones

Huella de carbono en el sector del maíz en Argentina20 de abril de 2017 por: José Agustín Blanco
comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

El maíz, que cada año moviliza alrededor de USD 10.000 millones para la economía argentina, está entre cultivos más importantes del país. Con la finalidad de mejorar la sustentabilidad y agregar un valor adicional a la producción agropecuaria nacional, llevamos a cabo una iniciativa para cuantificar de la Huella de Carbono en cuatro de los eslabones de la cadena de valor. Los resultados, bastante contundentes, ya están favoreciendo las condiciones de exportación y contribuirán a una gestión más sostenible de los cultivos.

El proyecto, diseñado por CAF para MAIZAR, la Asociación que agremia al sector de maíz y sorgo en Argentina, ha generado datos más acordes a la realidad y contexto argentino, algo tremendamente importante, ya que contar con datos "duros" posibilita cuestionar las metodologías usadas en la actualidad, muchas de las cuales limitan el potencial sostenible del cultivo.

Por ejemplo, con estas investigaciones hemos encontrado que los inventarios de emisiones de los cultivos agrícolas diseñados por el IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático) en 1996, sobreestiman de forma muy desfavorable las emisiones de Argentina (cuando se comparan los datos con las mediciones reales de campo).

En el trabajo se calcularon las huellas de carbono de productos, partiendo de la base de las mediciones reales realizadas por los equipos técnicos de la FAUBA (Facultad Agronómica de la Universidad de Buenos Aires) mediante la "Red Nacional de Medición y Evaluación de las Emisiones de Óxido Nitroso", y se usaron mediciones directas de emisiones de GEI y la aplicación de la herramienta de cálculo "Bookfeel", que fue ajustada a los sistemas locales de producción.

El Proyecto Huella de Carbono MAIZAR también permitirá que las empresas participantes (las productoras de maíz convencional, maíz Flint, almidón de maíz, y bioetanol) puedan negociar en mejores condiciones su inclusión en nuevos mercados o, incluso, su permanencia en los que actualmente surten.

Los objetivos planteados y cumplidos fueron:

  1. Desarrollar una herramienta para el cálculo de la Huella de Carbono en el ciclo de vida de los productos derivados del maíz.
  2. Realizar experiencias piloto mediante la aplicación de la herramienta desarrollada, en empresas u organizaciones que representen a los principales eslabones de la cadena de producción y comercialización de los productos derivados del maíz.
  3. Crear capacidades técnicas orientadas a la evaluación de la Huella de Carbono de los productos en las empresas u organizaciones consideradas dentro de las experiencias piloto.
  4. Promocionar y difundir la Huella de Carbono como instrumento que contribuye a la mejora de la competitividad empresarial y la mitigación del cambio climático.
  5. Formular un Plan de Acción que brinde el marco para el escalonamiento de la medición de la Huella de Carbono a otros actores del sector.

El éxito de la iniciativa lo demuestra que MAIZAR ha manifestado su intención de ejecutar una segunda etapa, que contemplará los siguientes objetivos:

  1. Elaboración de un Plan de Acción orientado a identificar y proponer soluciones tecnológicas que le permitan a las 4 empresas que formaron parte de la primera fase de la medición, reducir la Huella de Carbono de sus productos, a través de la implementación de tecnología de vanguardia (medidas de eficiencia energética, tratamiento de residuos, producción más limpia, energías alternativas, etc.) y/o medidas de agricultura inteligente en la cadena productiva del maíz.
  2. Elaborar estudios de pre-factibilidad para aquellas medidas propuestas para la reducción de la Huella de Carbono de la cadena productiva del maíz, que hayan sido priorizadas por las 4 empresas que formaron parte del estudio.
  3.  Ampliar el alcance del Proyecto Huella de Carbono MAIZAR, con el fin de hacer más representativa la muestra y complementar los resultados obtenidos, en base a la inclusión de otros tipos de maíz (insumos) o nuevos productos derivados (por ejemplo gluten, alimento balanceado, harinas cereales para el desayuno, etc.).
  4. Ampliar el alcance del Proyecto con el fin de incluir a empresas productoras de maíz en Paraguay, promoviendo así la integración regional con cadenas de valor en países vecinos.

La fuente de negocios que impliquen una disminución de la emisión de GEI será tan grande en los próximos años que se podrían crear líneas de financiamiento o creación de fondos específicos, con la participación de otros financiadores como el GCF, KfW o la AFD.

José Agustín BlancoEjecutivo Principal de Ambiente y Cambio Climático para Argentina y Chile