cerrar
cerrar

caf.com / visiones / 7 lecciones de innovación abierta digital

visiones

7 lecciones de innovación abierta digital15 de mayo de 2017 por: Laura Rojas
comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

Desde 2006, el BBVA decidió emprender un proceso de transformación digital que lo ha llevado a un cambio profundo de los procesos, actividades y cultura, así como también de su estructura y modelo de negocio. En el futuro, el BBVA dejará de ser de forma exclusiva un proveedor de servicios financieros, para ser un proveedor de soluciones digitales, muchas de ellas producidas por otras empresas.

Para acelerar el proceso de transformación, el BBVA utiliza ampliamente la innovación abierta (IA) para relacionarse con empresas de base tecnológica con innovaciones disruptivas, especialmente del mundo Fintech, además de inyectarle talento, habilidades digitales y conducta innovadora al banco.

El concepto de innovación abierta fue sistematizado por Henry Chesbrough, profesor de la Universidad de Berkely en EE.UU, quien concluyó que en industrias donde la velocidad del cambio tecnológico es alta y las economías de innovación son bajas, -como es el caso del sector financiero- es eficiente innovar incorporando ideas del exterior y colaborando con otras empresas.

El actual modelo de IA del BBVA permite recibir corrientes de conocimiento y tecnología del exterior, pero también identificar ideas y tecnologías internas que puedan ser comercializadas por otras empresas. El banco tiene un portafolio completo de programas: de inversión y compra de empresas; competencias, como Open Talent, para identificar ideas y modelos de negocio disruptivos; una aceleradora para fondear y ayudar a escalar los negocios ganadores de las competencias; y una plataforma de "banca abierta", que permite que desarrolladores se conecten con el banco a través de APIs para ofrecer nuevos productos y servicios a los clientes. Esos programas se complementan con actividades de creación de redes de innovación y una sostenida interacción y apoyo a los ecosistemas locales en tres de los países donde opera el banco, España, México y Colombia.

No existe un modelo único de innovación abierta y la comunidad de innovación no ha codificado las "buenas prácticas" en esta materia.  Sin embargo, del análisis del modelo del BBVA es posible extraer siete factores de éxito que pueden servir de referencia a otros muchos bancos -e incluso empresas en otras industrias - para manejar programas de innovación abierta.

1. Definir visión de largo plazo. La gestión de innovación debe convertirse en una función más de la organización y debe alinearse con la estrategia global de la empresa. En el marco de procesos de transformación digital, como el del  BBVA, es esencial que sea utilizada para apalancar la nueva visión y nueva propuesta de valor de la organización.

2. Identificar objetivos y programas. Para evitar perder foco es importante tener claridad en los objetivos de cada programa de IA. Por ejemplo, expandirse en nuevos mercados puede hacerse más eficientemente a través de la compra de empresas, mientras que las competencias son muy útiles para identificar soluciones a problemas o necesidades específicas.

3. Tener mandato y apoyo público de la gerencia. Sólo la alta gerencia puede crear la institucionalidad necesaria, asignar los recursos y, especialmente, dar tiempo para la experimentación y el aprendizaje que se requiere en actividades de innovación. Para el equipo de innovación abierta del BBVA, el liderazgo del propio Presidente de la Junta Directiva y del actual CEO ha sido un factor que ha asegurado el compromiso de la institución con los esfuerzos que se hacen a través de la innovación abierta.

4. Tener la infraestructura correcta. Es decir, contar con el equipo humano, la estructura institucional y el presupuesto adecuado. El equipo humano del BBVA proviene en buena medida de empresas como Paypal, Simple, Xerox y otras tecnológicas, y entienden el mundo de la innovación y el emprendimiento.

5. Posicionarse en las comunidades de emprendedores. Para ser reconocida como empresa innovadora y saber que pasa en los ecosistemas locales, el BBVA utiliza los centros de innovación en Madrid y América Latina. Además, el banco se ocupa de apoyar al ecosistema, pues eso ayuda a generar un flujo constante de emprendimientos y un portafolio de innovaciones y empresas con las cuales pueden colaborar.

6. Crear sistemas y procesos internos. Entre los principales riesgos de un modelo de IA es primero, que se imponga la tendencia a rechazar las ideas generadas fuera de la empresa, conocida como el "Síndrome de lo no inventado aquí"; y segundo, que la empresa no pueda trabajar colaborativamente con los actores externos. La solución es establecer procesos claros que estimulen la colaboración, primero con las unidades de negocio para vencer la resistencia interna inicial y segundo con los socios externos, para integrar el conocimiento y talento que tienen con las capacidades y habilidades internas del banco.

7. Experimentar, evaluar y aprender de la experiencia. Tener la flexibilidad de modificar los programas, explorar, probar productos y modelos de negocio y rechazar lo que no sirve es clave en toda gestión de innovación. 

Laura Rojas Fundadora y gerente de Nodum International