Ejecutar los planes operativos de la UCC (Unidad de Cambio Climático) a fin de propiciar la incorporación transversal de criterios de mitigación y de adaptación al cambio climático en políticas, normativa, planes, programas, proyectos e instrumentos financieros y económicos, para apoyar a los países de la región a migrar a economías bajas en emisiones de gases de efecto invernadero y resilientes a los efectos del cambio climático, permitiéndoles cumplir los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible