cerrar
cerrar

caf.com / noticias / ¿por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?

noticias

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe
15 de noviembre de 2016¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?
2img - ¿Por qué los niños llegan a la escuela perdiendo el año?

Avanzar en la calidad de la educación desde la primera infancia es clave para mejorar el proceso de formación de habilidades cognitivas, socioemocionales y físicas de los jóvenes, según el Reporte de Economía y Desarrollo (RED 2016) "Más Habilidades para el trabajo y la vida: Los aportes de la familia, la escuela, el entorno y el mundo laboral", realizado por CAF -Banco de Desarrollo de América Latina-.     

comparteimg - Twitterimg - Facebookimg - GooglePlusimg - LinkedInimg - Whatsapp

Ecuador está recogiendo los frutos de haber puesto a la educación entre sus prioridades de política pública. Así lo señala el Reporte de Economía y Desarrollo (RED 2016) "Más Habilidades para el trabajo y la vida: Los aportes de la familia, la escuela, el entorno y el mundo laboral" de CAF -Banco de Desarrollo de América Latina-, que resalta por ejemplo, los importantes progresos en la ampliación de la cobertura escolar en todos los niveles educativos experimentados en la última década. La tasa de matriculación bruta en preescolar alcanzó al 94% de los niños y en el caso de la primaria fue casi del 100% (datos a 2013).

En cuanto a la cobertura de la educación secundaria, a principios de la década pasada Ecuador se encontraba muy rezagado respecto al promedio de la región. En 2003, por ejemplo, solo el 70% de los jóvenes entre 12 y 18 años asistía a un establecimiento educativo. Desde entonces y hasta la actualidad se produjo una fuerte convergencia con el promedio de América Latina. En el transcurso de 10 años, la cobertura para este grupo de edad aumentó un 22%, alcanzando el 85%. Es decir, en este período, Ecuador hizo mayores progresos que el promedio de América Latina en un lapso de 20 años, período en el cual la cobertura de la educación secundaria aumentó un 16%, alcanzando un 80%.

Si bien la cobertura en el nivel secundario se encuentra por encima del promedio de la región, todavía hay un 15% de estudiantes entre 12 y 18 años que no asiste a un establecimiento educativo. A esto se le suma que la tasa de finalización del nivel secundario es bajo: solo el 55% de los jóvenes ecuatorianos logra culminar la secundaria. Además, una tarea pendiente en Ecuador al igual que en toda la región, es la de mejorar la calidad educativa para potenciar el desarrollo de habilidades cognitivas, socioemocionales y físicas de los jóvenes. La baja acumulación de habilidades de los estudiantes ecuatorianos se refleja, por ejemplo, en la baja performance en pruebas de conocimiento estandarizadas, como las pruebas TERCE, las cuales ubican a Ecuador por debajo del promedio de los países de la región.

Durante la presentación del informe ante una variada audiencia, Bernardo Requena, director-representante de CAF en Ecuador, se refirió al rol que tienen los bancos de desarrollo como CAF, el cual va más allá de otorgar préstamos a los países, al aportar con la generación de conocimiento. En ese sentido, resaltó la importancia del documento, que busca realizar una contribución para una agenda de política pública que promueva un mayor capital humano para el desarrollo de la región.

"Una de las dificultades que enfrenta la escuela primaria y secundaria en Ecuador para mejorar las habilidades de sus estudiantes, al igual que otros países latinoamericanos, es que muchos de ellos ya entran con habilidades muy bajas. Además, estas habilidades se encuentran muy desigualmente distribuidas en la población. Por ejemplo, los niños de 5 años que viven en familias del cuartil más pobre de la población tienen un desarrollo verbal que equivale a un retraso de aproximadamente 14 meses respecto a niños de igual edad que viven en hogares del cuartil más rico, de acuerdo a estimaciones obtenidas de la Encuesta Longitudinal de Salud y Desarrollo Infantil", afirmó Lucila Berniell, economista principal de la Dirección de Investigaciones Socioeconómicas de CAF.

Para fortalecer el desarrollo de habilidades tempranas, antes del ingreso a la educación formal, el RED 2016 resalta la importancia de mejorar la calidad de la educación en la primera infancia. Proveer ofertas educativas de alta calidad en esta etapa es fundamental sobre todo para complementar los esfuerzos de las familias más vulnerables en la formación de habilidades de sus hijos y, así, nivelar el terreno de partida, sentando las bases de la equidad.

"Estudios recientes reseñados en el RED 2016 muestran que la calidad de los servicios provistos en los centros de educación infantil en Ecuador debe mejorar, ya que se encuentran por debajo de los estándares mínimos requeridos. Las mayores falencias se presentan en las dimensiones de la calidad del servicio que ayudan más al desarrollo cognitivo y del lenguaje, y menos en aquellas que son más importantes para el desarrollo socioemocional de los niños", agregó Berniell.

Por último, el reporte señala que aunque el aporte de las instituciones educativas es de vital importancia en la formación de habilidades de los jóvenes, también la familia y el entorno físico y social son determinantes. Dada la importancia de múltiples ámbitos para el desarrollo de habilidades en los jóvenes, uno de los mensajes del reporte es que se deben generar esquemas de coordinación y cooperación horizontal entre las áreas de gestión pública que comandan la provisión de bienes y servicios útiles para las familias, la escuela y el hábitat urbano y rural.  

TwitterFacebookGoogle plusLinkedInYoutubeRSSSuscribe